10 cosas indispensables que hacer antes de ir al mercado

10 cosas indispensables que debes hacer antes de ir al mercado

En esta ocasión te enseñaremos a realizar una estrategia perfecta para que cuando necesites comestibles o cualquier abastecimiento doméstico lo logres y puedas ahorrar.

Hacer el súper o ir al mercado es una de las transacciones principales del comercio, porque gracias a esta actividad se desprenden muchas de las grandes funciones de las que hemos hablado recientemente: los activos, pasivos, derivados, futuros, swaps, etc.

Al ser un escenario tan volátil, tanto el de la producción, distribución y compra-venta influye determinantemente en la forma y hora de hacer la lista de los víveres regulares.

Ten en cuenta que implican una serie de factores como: importación-exportación, temporada, escasez, ley de oferta y demanda, entre otros.

1. No salir de casa sin una lista

De ella depende tres cosas muy importantes, lo que comerás, lo que gastarás y lo que ahorrarás al mismo tiempo.

Es sabido por todos que comer en casa es mil veces más barato que frecuentar restaurantes y fonditas, por ello tómate la molestia de revisar a detalle qué necesitas en casa.

Una vez con eso, verás que guardaste dinero gracias al presupuesto y dedicación, así te mantienes en forma y conservas la salud de tu cartera a la par.

2. Considera el presupuesto

Destina un porcentaje real de tu sueldo a esta parte, pregúntate ¿qué es lo indispensable en mi alacena?, en función a eso, idea un menú y ve cuánto te cuesta prepararlo.

Por ejemplo, los platillos de estación siempre son más caros ya que pueden estar de moda tales y cuales ingredientes, así que si puedes evitar comprar cosas que exceden tu presupuesto hazlo. Salvo si en verdad te gusta mucho y lo consideras un gusto que puedes darte.

Artículo Relacionado   Libertad Financiera (según Robert Kiyosaki)

3.  Ve al mercado en horarios distintos

Si no sueles ir al mercado por diversos motivos, uno de ellos el tiempo, te recomendamos que vayas al súper en horarios de poca gente.

A mediodía o muy de noche, así podrás escoger con calma y llevarte lo que te guste, podrás comprar con total tranquilidad y al momento de pagar no harás una larga fila.

4. Diseña un menú

Esto es tan importante como hacer la lista, planificar los alimentos de tu semana te permite estar bien nutrido y gozar de opciones para cada día.

5. Conserva las facturas

Una vez realizadas las compras, mira los precios de cada alimento. Ve qué puedes reemplazar, o qué cosa no es necesaria en la despensa. Te darás cuenta cómo te ahorras una buena parte del dinero.

6. Compara y cotiza precios

Una de las bendiciones del capitalismo es la libre oferta, entonces date la oportunidad de conocer las promociones que hace cada supermercado, eso te permitirá conocer el rango de precios que tiene un mismo producto. Quizás sea muy tedioso, pero todo es por mejorar tu economía.

7.  Según el sapo es la pedrada

Hay cosas que puedes conseguir más baratas que en tiendas de mayoreo y menudeo, en el caso que requieras detergentes y productos de higiene personal te recomendamos los establecimientos de como Sam’s o Costco, en dichos lugares, las cosas son de volumen más grande y puedes ahorrar dinero.

Mientras que los productos orgánicos como fruta fresca, carnes y verduras te conviene sacarlas de mercados o establecimientos pequeños, donde puedes conseguir mejores precios y de paso impulsar la economía local.

Artículo Relacionado   Lo que deben saber los recién egresados

8.  Ten en cuenta los vencimientos de ciertos productos

Si necesitas un alimento fresco para preparar dentro de varios días, ¡no lo compres junto con lo demás de la lista! Es mejor adquirirlos cuando estés seguro de que lo cocinarás. Así evitas que caduque pronto y tirar tu dinero.

9. Dales una oportunidad a los productos genéricos

Este punto es relevante, porque muchos hemos tenido malas experiencias con productos génericos de baja o mala calidad, sin embargo, existen de marca libre que se esfuerzan por tener buenos estándares y que compiten con los de renombre. A veces no sólo cuestan menos sino que saben mejor que los que solemos adquirir. ¡Entonces ganas doble!

10. Bargain Lover

Busca, guarda y usa tus cupones o bonificaciones, todo lo que contribuya a mantener saldo a favor es válido. Que no te dé pena usarlos, vivimos en una sociedad capitalista que promueve todas las prácticas de mercadeo.

Así que dentro de la gama de promociones y ofertas, los cupones son un gran instrumento para ahorrar u obtener beneficios cuando vas al mercado.

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario