¿Qué es una hipoteca y cuáles son los tipos de contratos existentes? Parte I

La palabra hipoteca suele ser imponente y en ocasiones asusta porque implica que debemos pagar una cantidad alta de dinero a muchos años, pero también implica el logro de adquirir una vivienda.

Una hipoteca es un préstamo monetario que está implícito en un contrato a largo plazo por el que una persona, ya sea física o jurídica, presta una determinada cantidad de dinero a otra para la adquisición de una vivienda, o bien.

Características

La hipoteca implica uno o más bienes inmuebles que se adquieren y sujetan a modo de garantía como prueba de que se va a hacer frente al pago del dinero prestado con anterioridad.

Podemos decir que la propiedad del inmueble está en manos del deudor pero si éste no satisface la deuda en el periodo de tiempo exigido, el acreedor puede comenzar las acciones legales necesarias para la obtención de su dinero como pedir la venta pública del inmueble.

Tipos de Hipotecas

Existen dos clases de hipotecas, las voluntarias y las necesarias. Las primeras son las que se constituyen por voluntad espontánea del deudor, o para cumplir una obligación impuesta por el dueño de los bienes que se hipotecan. La necesaria se da cuando se constituye para cumplir una disposición legal.

Ejemplo de voluntaria: yo voy busco un préstamo para comprar un coche.

Ejemplo de necesaria: debo todo y necesito hipotecar mis bienes para saldar mis deudas.

Elementos de una hipoteca por tipo de contrato y elementos constituyentes:

Como contrato

  • Nominado o Típico, ya que se encuentra reglamentado en la ley.
  • Contrato Unilateral, debido a que sólo se obliga el deudor hipotecario a transferir al acreedor hipotecario el derecho real de hipoteca, con valor de garantía. El acreedor no contrae obligación alguna.
  • Contrato Accesorio, porque supone la existencia de una obligación principal cuyo cumplimiento asegura (préstamo o crédito).
  • Contrato Oneroso, por regla general, en cuando produce equivalencia en las prestaciones.
Artículo Relacionado   Meses para buscar roomies y vivienda

Por elementos

  • El capital, es la cantidad de dinero prestado que se irá devolviendo periódicamente hasta el pago completo de la deuda.
  • El plazo, el periodo de tiempo, estipulado con anterioridad en el que se debe completar el pago de la deuda, así como todas las mensualidades de pago a las que el deudor ha de hacer frente.
  • El tipo de interés, es el coste de más que el deudor paga al acreedor por haber pedido prestado ese dinero. Puede ser fijo o variable, se puede revisar periódicamente y cambiar la cantidad a pagar.

¿Necesitas hacer renovaciones en tu casa?, haz click aquí


Deja un comentario