Cosas que debo saber si quiero ejercitarme en Ciudad de México

Ejercitarse para tener una vida saludable es algo bueno, la actividad física bien realizada trae buenos resultados, sin embargo, también puede ser un hábito caro, pero en la Ciudad de México hay varias opciones.

En un mundo ideal, ir al gimnasio es complemento de una buena dieta y varios otros cuidados que permiten que la persona se vea y se sienta óptimamente.

Los gimnasios

En general ir al gimnasio es una actividad que resulta costosa porque debes comprar equipo, tener disposición, además requieres tener una tarjeta de crédito para que se hagan los cargos y son relativamente pocos los que te permiten pagar en efectivo y por clase.

La mayoría de estos centros deportivos cobran un derecho de admisión que es la membresía y la mensualidad, más los servicios que te interesen como son clases de yoga, zumba, capoeira, pilates etcétera si sólo quieres cardio puede que no te cueste tanto.

Pero los precios usualmente tienen que ver con la zona y con lo equipado del inmueble, es decir si el gimnasio cuenta con vapor, jacuzzi, masajes, vestidor y otras amenidades casi de spa o resort son mucho más costosos que aquellos que sólo tienen unos cuantos aparatos, de manera que las cuotas pueden ser de 200 a 9000 pesos.

Las ofertas son de lo más variado desde la clase muestra, hasta descuentos por traer un amigo y que se inscriba, así como el tradicional pague por adelantado y obtenga un pequeño descuento.

Gimnasios al aire libre

Si buscas ejercitarte, pero ciertamente, acudir a un gym se te hace muy caro, recuerda que desde hace algunos años puedes encontrar gimnasios públicos que se encuentran disponibles en todas las delegaciones principalmente los parques o espacios al aire libre, son gratuitos y siempre hay uno cerca de tu casa.

Artículo Relacionado   ¿Cuánto cuesta un día de diversión en Six Flags?

Cuando estos gimnasios tampoco se te hacen opción, te recomendamos ir a espacios como el bosque de Tlalpan o los Viveros de Coyoacán, donde se puede ir a correr, trotar, caminar o incluso desarrollar alguna otra actividad.

Si llevas carro tu único gasto será el pago de estacionamiento y en caso de que no, entrarás completamente gratis.

Pero si en verdad te gustan los beneficios de los gimnasios te recomendamos ver varias opciones, ya sea que asistas al más próximo de tu oficina o casa.

Y si eres estudiante, posiblemente pueda aprovechar las instalaciones de tu colegio o universidad así ahorrarás.

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario