¿Cómo rescatar mi negocio si está en crisis?

Un negocio, como un hijo pequeño requiere de toda la atención, cuidados y amor para que dé buenos resultados como rentabilidad y notoriedad, pero en el caso de que no prospere, puede que haya posibilidad de rescatarlo de la crisis.

Como todo en la vida existen cosas que llegan a buen puerto y las que no, si es el caso de tu negocio, no te preocupes, siempre se puede hacer algo ya sea vender los activos para salvar la empresa o bien replantear la deuda para darle más tiempo y regenerar lo que estaba mal.

Si desafortundamente tu negocio está en crisia y no marcha bien, pon a consideración los siguientes puntos:

Reúnete con tus jefes de área y detecta las fallas

Convoca a la gente importante e infórmalos del estado de las cosas, como su líder no pierdas la cordura y no eches culpas, habla claro y escucha con atención lo que los demás puedan decir, hagan un vaciado de ideas para abordar las posibles soluciones, recuerda que casi cualquier negocio en problemas puede ser rescatado si se aplica la estrategia adecuada, no se ocultan cosas y se tiene un poco de paciencia.

Revisa los números

Siempre debes contemplar los números, si ellos te dan positivo puedes reestructurar el negocio y salvarlo todo, pero sino lo correcto es cerrar la empresa. Si fuera el caso no te desanimes, la quiebra, aunque no es deseada, es una posibilidad real dentro del mundo empresarial.

Para esto debes enfocarte en tres aspectos básicos:

  1. Liquidez
  2. Rentabilidad
  3. Nivel de endeudamiento.

Cada uno de estos aspectos representa la capacidad de solventar los compromisos a corto plazo (Liquidez), satisfacción de inversionistas y de la propia empresa (rentabilidad) y qué porción del negocio es ajena a este (nivel de endeudamiento).

Artículo Relacionado   Tipos de inversionistas

Implementa estrategias

Canalizar tus esfuerzos a generar liquidez para el sostenimiento de la empresa; esto incluye vender activos, liquidar inventario, hacer ofertas,  promover acciones, lo que sea etc. Todo lo que puedas hacer para que el negocio siga a flote. Si no hay manera de resolver aquello deberás declararte en bancarrota.

¿Buscar inversión o vender?

Hablar de inversión es encontrar fuentes que te permitan, en caso de que los números y la lógica coincidan en una respuesta afirmativa, capitalizar tu negocio y relanzarlo.

Esto no se limita a que busques dinero, sino que puede incluir dar participación a inversionistas que crean en el proyecto y estén dispuestos a inyectarle los recursos necesarios para reposicionarlo.

En este caso tendrías que trabajar en un buen plan de negocios y ponderar darle participaciones importantes en términos de acciones dentro de tu empresa.

En la otra mano, si la opción es venta estás obligado a encontrar a una persona o institución que esté dispuesto a asumir el control de todo el negocio.

Esta tarea es más difícil pero es lograble. Requerirá de esfuerzo y hablar con personas dentro del sector en que te desenvuelves, que conocen la manera en que este tipo de negocios se lleva a cabo, para que entonces puedas ofertar tu empresa.

Enfócate en las personas

No sólo examinado informes o mirando los activos puedes conseguir respuestas o dinero, sino a través de tu capital humano.

A veces es conveniente volver tu negocio una cooperativa en la que todos se vuelven socios y así puedes rescatar la producción o servicio y capitalizarte al instante sin perder la hegemonía pero si compartiendo las responsabilidades así como los frutos, si tu gente te apoya es más que probable que salgan adelante y lo hagan con creces porque ahora todos son dueños y su contribución es tan valiosa como la tuya.

Artículo Relacionado   Salario emocional, una necesidad actual no cubierta

No pierdas el norte y apóyate en tu talento más cercano para salir adelante.

Haz crecer tu negocio ampliando tu capital, haz click aquí


Deja un comentario