Todo lo que debo saber sobre las tarjetas empresariales

Todo lo que debo saber sobre las tarjetas empresariales

Una tarjeta de crédito empresarial es un producto diseñado para las organizaciones que buscan cuidar de sus gastos, además tienen características que las hacen diferentes de los plásticos personales.

Por eso si tienes una PYME no es muy recomendable y más cuando estás en las primeras fases, estas tarjetas son más para empresas consolidadas.

Una gran responsabilidad

Te explicamos, para empezar podemos decir que las tarjetas de crédito empresariales suelen ser costosas de mantener por la cantidad de línea de crédito que manejan pues están diseñadas para usarse con proveedores, comprar materia prima y otra clase de necesidades del negocio.

Algo que siempre debes de recordar es que las tarjetas de crédito son medios de pago, que permiten realizar una serie de transacciones sin necesidad de utilizar dinero en efectivo, pero que requieren ser responsable, moderado y estar al pendiente del cumplimiento de los contratos.

Por lo cual al adquirir un plástico de esta clase se pretende hacer un historial con el que puedas acceder a mejores préstamos o financiamientos para tu negocio y esa es su verdadera finalidad.

Por ejemplo, regularmente en México, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el 17% de las Pymes usa una tarjeta de crédito personal del dueño para financiar múltiples aspectos de su operación.

Esto no es una buena idea ya que esto generan grandes intereses para el patrón y limitaciones para la empresa. Lo ideal es contar con efectivo y finanzas sanas para los gastos de operaciones cotidianos.

Artículo Relacionado   ¿Qué es el CAT en mi tarjeta de crédito? Parte I

Si de todos modos quieres contratar el servició de plástico empresarial te recomendamos lo siguiente paso:

  • Separa las finanzas de la empresa de las personales

Bajo ninguna razón debes usar la tarjeta de crédito de la empresa en tus gastos. Lo primero que ocasionarás será errores en los estados financieros y en la contabilidad, además le quitarás recursos a tu empresa y generará gastos extras innecesarios.

  • Estabilidad en tu empresa

Si tu empresa no tiene solvencia o aún estás luchando por su supervivencia no es aconsejable utilizar tarjetas de crédito ya que generan gastos de mantenimiento e intereses que conllevan un alto riesgo de sobreendeudamiento que pueden poner en peligro la subsistencia de tu organización.

  • Papeles en orden

Esto requiere, en primer lugar, regularizar la situación fiscal de tu empresa. Así, se facilitará el proceso para la obtención del producto especializado en PYMES (cuenta, crédito) a través del cual recibirás el plástico. Si la división entre lo personal y lo corporativo no es muy clara (por ejemplo, estás dado de alta como Persona Física con Actividad Empresarial) las instituciones financieras valorarán dos capacidades de pago: la persona física y la de persona moral en uno, y eso puede complicar las cosas.

La idea es que el análisis sea distinto si el emprendedor es una persona moral, en vez de tener el rol de persona física con actividad empresarial, así se complica todo menos ante hacienda y el banco.

  • Busca la mejor opción de tarjeta corporativa

Explora la oferta disponible y encuentra la que mejor se ajuste a tus características y requerimientos. Si tu negocio no necesita crédito para la operación diaria, un plástico de débito empresarial podría ser suficiente.

Artículo Relacionado   Cómo no usar mi tarjeta de crédito de modo incorrecto

Como lo hemos dicho anteriormente, el uso responsable de un plástico empresarial colocará a tu negocio en una agradable posición ya que otorga la posibilidad de obtener mejores condiciones en un próximo préstamo o acceder a otros productos financieros, pues la tarjeta contribuye a crear un historial crediticio en el cual se corroborará tu honorabilidad como institución y tu capacidad de pago ante las instituciones financieras.

¿Necesitas una tarjeta de crédito? Haz click aquí para solicitarla


Deja un comentario