Costumbres en torno a la propina

En México las propinas en general son tomadas como un incentivo por el excelente trabajo que nos brindó una persona por un servicio de hotelería, restaurante o transporte.

Sin embargo, en algunos lugares del mundo dejar esta gratificación significa darse aires de superioridad e incluso es tomado como insulto.

Por eso en esta ocasión te contaremos un poco sobre su origen y el porcentaje que se debe dejar en algunos países.

Breve historia

Cabe destacar que resultaría muy difícil saber con exactitud en dónde se inició la dádiva/propina, porque es una costumbre muy añeja donde la gente acomodada, comparte su riqueza con aquellos que le han atendido bien.

Existen sociólogos que apuntan que es una costumbre persa, en la cual los hombres ricos remuneraban el talento de artistas, sirvientes o todo aquel con habilidades, por la prestación de sus talentos, de hecho, era una forma de fomentarlos.

Se dice que los macedonios con la invasión de Alejandro Magno sobre Persia adquirieron esa costumbre y la importaron a todos los territorios dominados, a raíz de eso se estandarizó como parte de lo esperado por un mandado o encargo.

Existen miles de versiones más sobre su origen, pero otra variante del inicio de las propinas se remite a Inglaterra del siglo XVI cuando los huéspedes dejaban dinero para los empleados de sus anfitriones en casas y palacios.

Pero a su vez entre el pueblo común se solía hacer cuando los hombres frecuentaban tabernas para cerrar negocios, en las cuales solía haber muchos hampones.

Para protegerse de ellos daban dinero de más para que no les hicieran daño y fueran más apreciados como clientes si volvían en el futuro.

Artículo Relacionado   Las tandas, error u oportunidad ahorrativa

Actualmente

En la actualidad una propina es una recompensa que se otorga como agradecimiento por un buen servicio y por el producto consumido.

Su monto puede variar de un país a otro, pero no en todos los lugares se ve con buenos ojos dejarla.

Ofensa

Por ejemplo, Japón y Suecia, encuentran denigrante que los clientes dejen propina, ya que en su visión “tienen la obligación dar un buen servicio” por lo que dejar propina se percibe como algo de mal gusto porque el dinero jamás refleja del todo un buen trabajo.

Servicio ya gravado

En cambio, en Europa existen países donde ya se incluye el costo del servicio en la cuenta con un 15%, tal es el caso de Alemania, Holanda y Luxemburgo, por lo cual el grupo restaurantero ya tiene establecido cuánto se divide para todo el equipo.

En el continente americano tenemos prácticas muy distintas de norte a sur, mientras en los países anglosajones del norte, el consumidor debe dejar entre el 10% y 25% de su consumo dependiendo el servicio, en el resto del continente es voluntario si se deja propina o no.

Por ejemplo, en Centroamérica existe una costumbre de dar “ñapa” que es una suerte de propina por un servicio realizado que generalmente lo hacen los niños o jóvenes que ayuda a su economía por su conducta diligente.

¿Cómo es aquí en México?

En México dejar propina es completamente voluntario, si en un lugar te exigen propina puedes advertirles que están obrando mal y que el artículo 2336 del Código Civil de la Ciudad de México y la Ley Federal del Trabajo advierten que el cliente no está obligado a dejar propina y que es un acto plenamente optativo.

Artículo Relacionado   Costos de visitar La Marquesa

Sin embargo, lo normal es dejar el 10% y 15% si es extraordinario el servicio.

Como ves si en algún momento te quedaste sin dinero suficiente para la propina o simplemente no deseas darla estás en tu derecho y no tienes porque sentirte mal al respecto.

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario