La adicción secreta que no te deja ser productivo

En Presty hemos hablado de ciertos vicios o adicciones que pueden afectar nuestro bolsillo, empleos y productividad, pero tal vez la más popular sea la menos reconocida: el uso del smartphone.

Sin previo aviso, la era de la tecnología ha esclavizado a la mayor parte del mundo con los teléfonos celulares o smartphone, generando en casos extremos hasta la muerte debido a la distracción y abstracción que llegan a tener estos dispositivos.

¿Cómo nos afecta?

Es algo que debemos empezar a contemplar si buscamos vivir mejor. ¿Sabías que en promedio, una persona pierde dos años de su vida en Facebook? Eso sin mencionar las otras aplicaciones que frecuenta.

Según Manoush Zomordi, la periodista y ponente del TED Talk How Boredome Can Lead to Your Most Brilliant Ideas, estamos abusando de esta herramienta a grande escala, lo que tiene repercusiones importantes en nuestra creatividad y manejo del tiempo.

Ella conduce un experimento con los oyentes de su podcast Note to Self, en el que les pide a través de una aplicación que tomen nota de las veces que utilizan su celular de manera consciente e inconsciente.

¿Cuánto tiempo usas tu celular?

Los hallazgos fueron aterradores, revelando que en promedio los participantes levantaban su teléfono 60 veces al día, sumando aproximadamente 2 horas de uso mayormente injustificado.

Lo que siguió fue poner retos distintos para evaluar la diferencia en la relación con el celular.

El primer día se prohibió revisarlos, y el último día (que fue el más difícil), se les pidió que eliminarán la aplicación o aplicaciones que más los enganchan.

¿Qué sucedió?

Al principio algunos tuvieron sentimientos encontrados al ver que sus pantallas estaban “vacías”; pero lo increíble sucedió cuando describen haber “despertado” al mundo y haber adquirido una nueva libertad.

Artículo Relacionado   Cuidado con aplicaciones financieras falsas que te pueden robar dinero

¿Por qué es importante?

Sorprendentemente, Manoush explica que el aburrimiento tiene un rol muy importante en el funcionamiento del cerebro.

Estar “aburrido” y permitir que la mente divague a su gusto es esencial para procesar información, tal como sucesos pasados, crear una narrativa personal y establecer metas y una logística racional para alcanzarlas.

No permitirle al cerebro tomarse el tiempo para “pensar en nada”, lo priva de la oportunidad de procesar y crear; que es exactamente lo que sucede cuando se utiliza el celular.

Esencialmente, permitirle a uno mismo estar aburrido, es mucho más provechoso que fomentar la dependencia y “productividad” en el teléfono.

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario