Método Marie Kondo para las finanzas personales

Marie Kondo es una gurú del orden que ha tenido fama gracias a su libro “La magia del orden” en el cual comparte los métodos para mantener un lugar limpio y ordenado de manera fácil, lo que también puede aplicarse en finanzas personales.

Si estás familiarizado con su método “KonMari”, sabrás que comúnmente es usado para transformar el orden en espacios físicos como lugares de trabajo y habitaciones del hogar.

Sin embargo, este método puede utilizarse en casi cualquier ámbito de la vida diaria, por ejemplo, en tu economía individual.

¿Cómo me va a ayudar este método económicamente?

Esta experta organizadora japonesa tiene un lema que es “Orden, luego existo” que es una modificación de la frase del filósofo René Descartes en la que dice “Pienso, luego existo” y esto es nada más y nada menos que el orden debe ser antepuesto a todo en la vida.

El orden provoca bienestar tanto para la vista como mentalmente y el principio es luchar siempre contra el caos.

Si ves las cosas organizadas de inmediato uno se siente limpio, esperanzado, energético y capaz de cualquier cosa.

El mismo principio puedes aplicarlo a las finanzas personales.

Si en tus estados de cuenta de tus tarjetas de crédito ves cargos que no reconoces y no te acuerdas de qué compras fueron y en los de la tarjeta de débito ves que desapareció dinero pero tampoco recuerdas de qué fue, ¿esto cómo te hace sentir?

Digamos que es el peor sentimiento pues no sabemos si reclamar, hacer cuentas o si tendremos el dinero suficiente para solventar esos gastos.

Artículo Relacionado   Valle de Bravo: Un fin dentro del presupuesto

Checa estas 5 claves para alcanzar el orden de acuerdo al método KonMari:

  1. Una cuenta para cada gasto

Deberás tener asignado una cuenta para cada tipo de gasto que vayas a hacer, por ejemplo, si te transportas en autobús deberás tener cierto dinero en efectivo para pagar el pasaje.

Si utilizas Uber deberás tener un aproximado de gastos guardados en la cuenta para administrarte bien y para que no sobrepases ese límite y tus cuentas no se descuadren y termines sin dinero al final de la quincena.

  1. Primero deshecha, luego ahorra

Deshazte de gastos innecesarios, si pagas mensualmente el gimnasio, pero nunca vas, cancela esa membresía.

Si tienes Netflix, pero nunca lo usas, también cancela ese gasto y ahorra ese dinero para mejores cosas que de verdad te sirvan.

  1. Acaba hoy con el desorden, no dejes nada para mañana

Si en tus estados de cuenta hay gastos que no reconoces, seguro es de esas veces que utilizaste tu tarjeta para un gasto hormiga y nunca lo anotaste.

Lo recomendable es pagar todo lo que debes del mes, no usar la tarjeta y esperar a que tus deudas se aclaren. Con esto ya puedes usar la tarjeta, pero anotando de qué es cada gasto para evitar sorpresas.

  1. No apiles cuentas, ponlas unas junto a las otras

Como en el punto anterior, este va de la mano. Pon tus estados de cuenta uno junto al otro para verificar de qué gasto es cada cosa y aclara tus deudas.

  1. Aprecia lo que tienes

Aprecia cada cosa que tienes y nunca desprecias eso que tanto te costo adquirir, no es mejor el que más tiene sino el que mejor hace uso de lo que ya posee.

Artículo Relacionado   “Terminé mis estudios ¿Ahora qué? ¿Un trabajo?”

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario