9 de cada 10 PyMEs todavía declaran de forma manual

Como cada año, en marzo miles de Pequeñas y Medianas Empresas presentaron su declaración de impuestos. A pesar de que existen softwares especializados para automatizar su contabilidad y facilitar su declaración, 9 de cada 10 negocios recurren a los métodos manuales.

Sígueme en @jassvaldelamar

De acuerdo con el INEGI, de los 4.1 millones de PyMEs que existen en el país, solamente 300 mil usan tecnología para su gestión administrativa, es decir, menos del 10%.

Esto significa que los empresarios y sus contadores tienen que invertir más tiempo y recursos tecnológicos para cumplir con sus obligaciones fiscales,en vez de dedicarlos al crecimiento de su negocio.

Las pequeñas y medianas empresas influyen directamente en la productividad nacional. Representan más de la mitad del PIB, y generan 7 de cada 10 de los empleos. Por eso, es necesario que las pequeñas y medianas empresas mejoren sus procesos contables y financieros.

En nuestro país, el pago de impuestos sigue siendo un proceso laborioso. De acuerdo con el Índice de Complejidad Financiera de TMF Group, México se encuentra en el lugar 15 y ocupa el primer lugar en complejidad en «Contabilidad». El Índice de TMF Group clasifica a 94 países según su complejidad para el cumplimiento contable y tributario.

¿Qué problemas enfrenta una PyME que realiza sus procesos de forma manual?

En primer lugar, se enfrenta a mayores costos, ya que estas empresas utilizan múltiples herramientas como Excel, banca en línea, software de facturación, herramienta contable e incluso hasta papel y lápiz; además de un software de contabilidad utilizado por el contador,  lo que implica más inversión en tiempo, mano de obra y dinero.

En segundo lugar hay una mayor probabilidad de cometer errores humanos como capturar mal un dato, hacer mal una operación o perder información. Muchas de las PyMEs que llevan su contabilidad de manera manual únicamente registran los datos una vez; replicar la información les tomaría el doble de tiempo.

Según Kasperky Lab, el costo de la pérdida de datos para las PyMEs es de poco más de 2 millones de pesos en promedio.

La solución: Sistematizar los procesos

Para evitar caer en estos problemas, que únicamente hacen menos eficiente a las pequeñas y medianas empresas, muchos expertos en contabilidad y materia fiscal recomiendan apoyarse en un software de contabilidad y administración empresarial, pues estos reducen la posibilidad de manipular los datos.

La sistematización disminuye la necesidad de conocimientos contables y financieros muy especializados, además de reducir el error humano.

Una de estas soluciones tecnológicas integrales es la plataforma all-in-one llamada QuickBooks, pues facilita el tener procesos financieros semi-automatizados y con respaldo inmediato y automatizados en la nube de fácil descarga, lo que reduce el riesgo de pérdida de información.

La declaración sigue siendo un reto

Muchas empresas, y en particular las pequeñas, tienen problemas con la complejidad de la normatividad contable y fiscal de nuestro país. Por eso, las PyMEs en México tienen grandes retos de ser más competitivas.

Así que, se recomienda contar con un sistema contable confiable y con la asesoría de un contador. Es importante que los negocios adopten las mejores soluciones tecnológicas que les permitan automatizar procesos, reducir margen de error y, sobre todo, optimizar el tiempo invertido en su gestión administrativas

Jassiel Valdelamar

Jassiel Valdelamar

Soy economista egresado por la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, con amplios conocimientos en economía internacional, mercados financieros, política monetaria y finanzas públicas. Mi experiencia como analista y reportero en diferentes medios especializados sobre Economía, me ha llevado a darme cuenta que hace falta mucha educación financiera entre la población y que como economistas tenemos la obligación de poner un granito de arena en esta necesidad.

Artículo Relacionado   Clonación de tarjetas, el pan de cada día

Felizmente casado y esperando a nuestro primer hijo.

Mis columnas

Deja un comentario