8 mandamientos contables para las finanzas sanas

¿Crees que tienes finanzas sanas? ¿Vas al corriente en tu pago de impuestos? Tener una contabilidad responsable es un trabajo de todos los días; con el esfuerzo suficiente, esto se puede convertir en un buen hábito a largo plazo.

Así podrás saber si tienes cartera vencida o, por el contrario, liquidez para llevar a cabo todo tipo de transacción.

Recuerda que cada año, en el mes de abril se debe realizar la declaración personal anual. En ella se ajustan cuentas con el SAT y se verifican todos los datos referentes a tus ingresos y egresos.

Aquí te compartimos los 8 mandamientos contables para tener finanzas sanas, de parte de nuestros contadores expertos en Presty.

1. Llevarás un registro de tus ingresos y egresos

Lo mejor que puedes hacer para tener finanzas sanas es llevar un registro diario, semanal o mensual de los pagos que recibes y de los gastos que realizas, para no tener fugas de dinero.

2. No te ahogarás en deudas

Es importante que analices cuáles son los gastos que tienes y determines si son una prioridad. Si eres emprendedor o trabajas como freelance, es importante que hagas lo mismo con los ingresos de tu negocio para que llegues tranquilamente a fin de mes.

app contabilidad presty3. Utilizarás la tecnología a tu favor

Actualmente, hay herramientas tecnológicas que facilitan los procesos contables y administrativos; por ejemplo, apps como Finerio o Cash Per Day, con las que tienes un control de tus gastos.

Recuerda que estas herramientas serán soporte en el control de tu negocio o de tu vida financiera personal, por lo que te recomendamos revisar todas las opciones disponibles.

4. Implementarás una estrategia fiscal anual

Para tener finanzas sanas, es importante contar con una estrategia contable y fiscal que te permita lograr tus objetivos, sin dejar de lado tus obligaciones como contribuyente.

Aunque las estrategias pueden cambiar en cada momento de tu vida, es importante tenerlas claras desde que empiezas a trabajar, hasta que te retiras.

5. Llevarás control sobre tus facturas

Tener bajo control las facturas que pides y expides te ayudará a realizar tus tareas contables y te beneficiará a la hora de hacer tu declaración y también tu presupuesto mensual.

No tomará más de 10 minutos al día hacer el registro de tus facturas en un documento de Excel, por ejemplo. Además, este hábito te ayudará a identificar tus gastos y tenerlos claros en tu contabilidad.

6. Te pondrás al corriente en tu pago de impuestos

Tal vez expedir facturas y declarar impuestos es un dolor de cabeza para ti, pero ese no es motivo para que dejes de cumplir con tus obligaciones o caigas en actividades ilícitas, como el préstamo de facturas, que es severamente castigado.

Pase lo que pase, siempre paga tus impuestos. De lo contrario, puedes meterte en líos jurídicos grandes -e innecesarios- que pueden durar años.

7. Tendrás buena relación con tu contador

Aunque hayas pagado por los servicios de un contador o asesor, siempre es importante que te mantengas al tanto de tu contabilidad y el pago de tus impuestos, para evitar sorpresas desagradables y mantener finanzas sanas.

Siempre que tengas dudas escribe o habla con tu asesor para que te explique qué sucede en Hacienda, las cuotas que debes pagar o cualquier tipo de información que necesites para no tener recargos.

8. Revisarás tu Buzón Tributario periódicamente

¿Cuántas veces al año revisas tu Buzón Tributario? Es importante que lo hagas, porque así sabrás si tienes que ver alguna auditoría, aclaración o retención sobre tus impuestos. Con esto, puedes tomar las medidas correspondientes y salir bien librado.

Ahora ya sabes, haz esto mes con mes y tendrás finanzas sanas. ¡Mucho éxito!

Tal vez te interese leer: Método Marie Kondo para las finanzas personales

Artículo Relacionado   ¿Quiero emprender o seguir siendo godínez?
Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario