Un mes de espanto para la economía mexicana

Un mes de espanto para la economía mexicana

En solo 30 días las perspectivas sobre la economía mexicana se han deteriorado a tal magnitud que parece ya casi imposible que la actividad económica del país pueda superar incluso un crecimiento de 1.00 por ciento este año.

Pero no solo son las expectativas sobre el crecimiento lo que más preocupa, sino también las amenazas de aranceles, las rebajas de calificaciones, el empleo, etc.

Pero ¿por qué importan estas variables macroeconómicas en los temas de finanzas personales?

Sencillo. Porque como se vayan desarrollando estos indicadores, nosotros como personas integradas a una economía podemos hacer previsiones sobre nuestros gastos, ahorro, solicitudes de crédito, etc, en caso de que la situación del país mejore o empeore.

 Eventos negativos en los últimos 30 días

Economía mexicana a la baja

Grupos financieros, analistas de calificadoras y hasta el propio banco central están más pesimistas.

Por segunda ocasión consecutiva el Banco de México recortó la expectativa de crecimiento para el cierre de este año 2019, bajando el pronóstico a un rango de entre 0.8 – 1.8 por ciento, desde un rango anterior de entre 1.1 – 2.1 por ciento.

En tanto, el consenso de analistas consultado por Citibanamex recortó su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en este año a 1.2 por ciento desde el 1.3 por ciento previo. Los analistas del propio grupo financiero recortaron a 0.9 por ciento su expectativa de crecimiento para este año, desde el 1.2 por ciento previo.

Con estos estimados parece todavía más difícil que el presidente Andrés Manuel López Obrador gane la apuesta con su proyección de una tasa de crecimiento de 2 por ciento al cierre del año.

México en la mira de calificadoras

Dos de las agencias calificadoras más importantes del mundo, Fitch y Moody’s, le dieron la mala sorpresa a México el pasado 5 de junio, una reduciendo la nota soberana y la otra poniéndola en perspectiva negativa, ambas acciones en medio de un ambiente de incertidumbre por el futuro de las relaciones comerciales con Estados Unidos.

Artículo Relacionado   ¿Debo pagar impuestos si recibo una herencia o donación?

Fitch Ratings recortó la calificación de México a ‘BBB’ desde ‘BBB +’ y revisó la perspectiva a ‘estable’ desde ‘negativa’. Explicó que el ‘downgrade’ se debió a que observa un mayor riesgo para las finanzas públicas a raíz del deterioro del perfil crediticio de Pemex, la cual se combina con una debilidad de las perspectivas macroeconómicas, las amenazas externas de las tensiones comerciales, la incertidumbre de la política interna y las constantes restricciones fiscales.

Solo con unos minutos de diferencia, Moody’s cambió la perspectiva de la calificación del país a ‘negativa’ desde ‘estable’, pero dejando la calificación en ‘A3’, citando un debilitamiento de la confianza de los inversionistas y de las perspectivas económicas, así como riesgos en las finanzas públicas por la política energética y el papel de Pemex.

La inversión en números rojos

El INEGI informó el viernes 21 de junio que la inversión en México registró una caída de 3.2 por ciento anual en el primer trimestre del año, lo que representó su mayor caída desde el tercer trimestre de 2013.

En este mismo periodo la inversión pública cayó 11.1 por ciento anual, su mayor contracción en año y medio, mientras que la realizada por el sector privado presentó su mayor descenso en cinco años, con 2.1 por ciento a tasa anual. También hubo una reducción en el consumo gubernamental, ya que se observó una contracción de 1.3 por ciento.

El consumo privado, el principal motor de la actividad económica, avanzó 0.2 por ciento anual, su menor alza desde 2009.

Empleo se desploma

El número de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ubicó en 20 millones 383 mil en mayo, cifra que contrastó significativamente con los 33 mil 966 puestos de trabajo generados en mayo de 2018, por lo que esto representó una fuerte contracción de 88 por ciento.

Artículo Relacionado   Año Nuevo y nuevo salario mínimo

Gasto público en caída

El gasto público cayó 6 por ciento en el primer cuatrimestre de 2019, frente al mismo periodo de 2018, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública, donde el gasto del Gobierno Federal fue el de mayores reducciones con una caída de 6.4 por ciento. Lastimando a la economía mexicana.

Dentro del Gobierno federal, las reducciones de 16.6 y 10.2 por ciento de las Secretarías de Educación Pública y la de Salud, respectivamente, fueron las que contribuyeron en mayor magnitud a la reducción del gasto general, debido a que tienen un mayor peso en el presupuesto.

El gasto de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural representó 44.4 por ciento menos que el primer cuatrimestre del año pasado.

La Presidencia de la República tuvo la mayor disminución con 88.3 por ciento, en segundo lugar la Secretaría de Turismo vio su gasto caer en 75 por ciento y el tercer lugar de mayores reducciones fue la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano con 69.5 por ciento.

Le podemos seguir

Estos son algunas de las malas noticias que vimos en el último mes y que están preocupando a los economistas debido a que pueden provocar un fuerte deterioro de la economía nacional en los próximos meses si no se atienden los problemas, sin embargo no son todas las noticias negativas.

Las amenazas de aranceles por parte de Estados Unidos a México, la ola de inseguridad que se vive en todo el territorio nacional, las presiones en la inflación, así como la falta de certidumbre sobre el nuevo gobierno para que lleguen más inversiones, son temas que preocupan de sobremanera.

¿Qué otra señal negativa ves en la economía mexicana? Platícanos.

Jassiel Valdelamar

Jassiel Valdelamar

Soy economista egresado por la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, con amplios conocimientos en economía internacional, mercados financieros, política monetaria y finanzas públicas. Mi experiencia como analista y reportero en diferentes medios especializados sobre Economía, me ha llevado a darme cuenta que hace falta mucha educación financiera entre la población y que como economistas tenemos la obligación de poner un granito de arena en esta necesidad.

Felizmente casado y esperando a nuestro primer hijo.

Mis columnas

Deja un comentario