Inclusión digital y financiera: clave para el desarrollo sostenible

Inclusión financiera digital: clave para el desarrollo sostenible

La inclusión financiera se está convirtiendo en una prioridad para las autoridades; los órganos encargados de las reglamentaciones y los organismos de desarrollo a nivel mundial la consideran un factor clave para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad.

De acuerdo con la meta de la Iniciativa de Acceso Universal a Servicios Financieros (UFA2020) del Grupo Banco Mundial (GBM), en 2020 todas las personas en el mundo deberán tener acceso a una cuenta de transacciones que les permitan guardar dinero, así como enviar y recibir pagos. 

Sin embargo, en la actualidad alrededor de 2,500 millones de personas no utilizan servicios formales financieros y el 75% de las personas en condición de pobreza no tienen cuenta bancaria (Banco Mundial, 2018). 

A un año de cumplir el plazo fijado, la exclusión financiera en México sigue concentrándose en los municipios rurales; las regiones centro, sur y oriente y sur concentran el menor porcentaje de cuentas, crédito, seguros y ahorros para el retiro.

La inclusión financiera es un factor que propicia 7 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Grupo de los Veinte (G-20) se comprometió a promover la inclusión financiera en todo el mundo,

Además, reafirmó su compromiso de aplicar los Principios de Alto Nivel del G-20 para la Inclusión Financiera Digital.

Antecedentes de la inclusión financiera

Desde 2010, más de 55 países se han comprometido a implementar la inclusión financiera, y más de 30 de ellos han puesto en marcha o están preparando una estrategia nacional al respecto.

Las investigaciones realizadas en el Grupo Banco Mundial (GBM), indican que el ritmo y el impacto de las reformas aumentan cuando un país aplica una estrategia nacional de inclusión financiera.

Artículo Relacionado   ¿Qué es el saldo promedio mínimo mensual?

Los países que han logrado más avances con miras a la inclusión financiera son los que han creado un entorno normativo y reglamentario propicio, y han fomentado la competencia permitiendo a las instituciones bancarias y no bancarias innovar y ampliar el acceso a servicios financieros.

Sin embargo, la creación de este espacio innovador y competitivo debe ir acompañada de reglamentaciones y medidas de protección del usuario apropiadas para garantizar la prestación responsable de servicios financieros.

La tecnología financiera digital, y en particular el aumento del uso de teléfonos móviles a nivel mundial, han facilitado la ampliación del acceso de las pequeñas empresas y poblaciones difíciles de alcanzar a servicios financieros a un costo más bajo y con menos riesgo

No debe perderse de vista la importancia que desempeñan la inclusión digital y financiera como binomio exitoso ya que, sin una de las dos partes, la otra no podrá brindar un servicio adecuado.

Ambas son elementos indispensables para reducir la brecha financiera y digital que abona a la reducción de desigualdades y cataliza las oportunidades de bienestar.

Utiliza la tecnología para mejorar tus finanzas personales, solicita un préstamo en línea aquí

Deja un comentario