El cajero automático del futuro

El cajero automático del futuro

Desde su concepción en 1965, el cajero automático fungió como un invento que buscó resolver necesidades primordiales: facilitar dinero a los usuarios de los bancos a la hora que ellos quisieran ir.

Sin embargo, con los grandes avances de la tecnología, se ha logrado que pase de ser un artefacto que otorga dinero a una maquina multiusos que otorgan más rentabilidad a las distintas instituciones financieras que los usan.

Entre los distintos usos que se le han dado, ahora uno puede pagar servicios esenciales como lo son el agua, la luz, el predio e incluso servicios privados como lo son la televisión por cable o comprar boletos para ir al cine o conciertos.

Un viaje al pasado…

Mariana Mendoza, sales specialist retail & banking de Fujitsu México, especialista en el tema, afirmó en un comunicado que, en sus inicios, el cajero automático era robusto, ocupaba un espacio considerable y, además, era en exceso delicado: un uso brusco o habitual provocaban que empezara a fallar y tuviera que ser remplazado por otra maquina que en poco tiempo sufriría un destino igual.

Por lo anterior, a los bancos no les gustó tanto la idea: “las instituciones financieras no veían con buenos ojos a los ATM, debido a que representaban un costo fuerte debido a los gastos en el hardware, software, comunicaciones, conectividad del propio banco, impresora, mantenimiento, visitas al lugar, y cambiarlos cada cierto tiempo”, afirmó Mendoza.

Sin embargo, y para beneficio de los usuarios, las empresas han llegado al punto en donde la necesidad omnicanal este presente en cada nueva tecnología que vaya surgiendo: el desafío se encuentra en que los clientes dejen atrás el miedo a la innovación y se atrevan a usar los nuevos cajeros automáticos.

Artículo Relacionado   ¿Cómo nos ayudará la conexión 5G?

Finalmente, se pronostica que en México habrá un gran cambio durante los próximos años: tanto bancos pequeños o grandes, además de buscar el uso de los usuarios ya bancarizados, buscarán que los jóvenes sigan usando los cajeros: entre las opciones más viables están la adaptación de smartphones para este tipo de operaciones.

Utiliza la tecnología para mejorar tus finanzas personales, solicita un préstamo en línea aquí

Deja un comentario