¿Home office o trabajo de oficina?

El pensar en hacer “home office” es sinónimo de paz, comodidad y descanso, pero ¿realmente es tan eficaz como ir a trabajar a la oficina? Te presentamos algunas ventajas y desventajas.

Es importante mencionar que quizás años atrás hacer “home office” no sería tan buena idea, pues con la falta de la tecnología y las apps con las que contamos ahora, podría parecer mucho más difícil.

En cambio, ahora disponemos de muchas herramientas para estar lejos de la oficina pero al mismo tiempo estar cerca.

Ventajas

– Ahorrarás tiempo y dinero al trasladarte a la oficina

Claramente es una gran ventaja, pues ¿cuánto podrías ahorrarte a la semana en gasolina o transporte público?

– Mayor productividad

Mediante un estudio de la Universidad de Stanford se descubrió que los empleados que trabajan desde sus hogares son un 13% más productivos a comparación de quienes no lo hacen.

– Facilidad y felicidad

Son dos puntos importantes, en primera, ¿te imaginas esa sensación de despertar un poco más tarde de lo habitual porque no tienes que salir más temprano rumbo a la oficina? además, ahora contamos con apps que te pueden facilitar la comunicación por si necesitas ayuda; tales como Skype o WhatsApp.

– Evitarás gastos hormiga en antojos

Si lo piensas bien, ¿cuánto dinero te has gastado en la maquinita de la oficina o en una ida al Oxxo?

– Te haces más responsable

Al saber que tienes la libertad de poder hacer las cosas desde tu hogar, te creas el hábito de la responsabilidad, pues si ya tienes esa confianza, intentas demostrar que se pueden seguir contando contigo.

Artículo Relacionado   La reciente reforma laboral

Desventajas

– Distracciones

Al estar en tu casa, las distracciones son mucho mayores que al estar en una oficina.

En tu hogar no hay nadie que te llame la atención si no estás haciendo tu trabajo. Sin contar el tiempo que la televisión, el radio, los amigos, mascota o hijos podrían hacerte perder.

– No establecer un lazo con la gente de la oficina

Para una empresa es vital que exista unión y que “nos pongamos la playera de la empresa”, entonces, si trabajas desde tu hogar, ¿cómo podrás enlazarte con los compañeros?

– ¿Es de calidad el tiempo que pasas con tu familia?

Aparentemente el quedarte en casa implica que estés pasando más tiempo con tu familia, pero, al estar enfocado en el trabajo, puede que no les hagas caso o que los tengas que ignorar para evitar desconcentrarse.

– Hacerse el hábito de un mal horario

Debido a que tienes las facilidades de estar en casa, puede que quieras empezar a trabajar más tarde pensando en que tienes todo el tiempo del mundo porque estás en casa, pero no, hacer un mal hábito laboral puede afectar tu rendimiento.

Si necesitas un préstamo personal haz click aquí


Deja un comentario