No te traumes si te niegan una tarjeta de crédito

Es cierto que a muchas personas las llaman constantemente para ofrecerles alguna tarjeta de crédito, sin embargo, hay otras que no dan una y cuando las piden se las niegan, pero no hay por qué traumarse.

Si alguna vez en tu peregrina vida te han rechazado una solicitud de tarjeta de crédito, no te preocupes, esto no significa que jamás vayas a tener acceso a una, sólo es señal que debes prestar más atención a tu historial crediticio y claro toda la documentación complementaria.

Razones frecuentes por las que te niegan el plástico

Si eres de los que suelen pagar el mínimo o tiendes a la morosidad, quizás esto influye en la decisión del banco. Tener número rojos o inestabilidad laboral, son indicadores muy determinantes para que te nieguen hipotecas, o préstamos serios. Las instituciones bancarias únicamente le otorgan tarjetas y préstamos a gente solvente que supere el análisis de riesgo.

Historial inactivo

Si nunca has solicitado algún préstamo o tarjeta de crédito a nombre tuyo, seguramente tu historial estará completamente en ceros, lo que le dificulta a la institución bancaria saber qué tipo de cliente eres y muy probablemente terminarán rechazando tu solicitud.

Lo mejor que puedes hacer en este caso es conseguir algún crédito personal o bien solicitar una tarjeta departamental que reporte al Buró de Crédito, esto con la finalidad de que comiences a figurar en el historial crediticio. Si eres estudiante universitario es más fácil, busca una tarjeta que no pida grandes requisitos y que cuya línea de crédito sea pequeña.

Solicitar una tarjeta que no coincide con tus ingresos

Antes de solicitar tu tarjeta de crédito, primero piensa si cumples con los requisitos que pide, en especial si nunca has manejado algún tipo de crédito o eres recién ingresado al mundo laboral, si es el caso espera ocho meses al menos para tramitar tu petición.

Tipo de contrato y antigüedad laboral

Haber cambiado recientemente de trabajo o tener poca antigüedad denota inestabilidad lo que puede traducirse en problemas para devolver un préstamo según los financieros.

Edad

Ser demasiado joven o muy mayor, son razones suficientes para denegarte la tarjeta de crédito. Los primeros por no tener un trabajo estable y los segundos por tener una edad avanzada, ello representa un gran temor por parte de las instituciones bancarias a que fallezca el cliente sin poder liquidar la cuenta. El rango de edad ideal para solicitar una tarjeta de crédito se encuentra entre los 21/23 años y los 60 años de edad.

Dónde vive el cliente.

Para algunas instituciones financieras tiene que ver con un tema de elegibilidad pues su paquetería está limitada a ciertas áreas geográficas y/o restringida en otras. Por otra parte, también es considerado el domicilio del cliente por temas de riesgo, hay zonas con mayor o menor peligro para sus modelos.

No tener un score crediticio relevante

Para que tu puntaje sea atractivo en cuanto a status y solvencia procura hacer compras grandes que puedas pagar sin problemas. Recuerda que se trata de una calificación que está en constante actualización y resume el comportamiento que tienes con las tarjetas o préstamos. Mientras más alto sea el número de puntos obtenidos, mejor será tu relación con los créditos.

Ahora ya sabes que, si quieres tramitar tu primera tarjeta, intenta tener tus papeles en regla, una cuenta de banco con una buena cifra que te respalde y constancia en tu trabajo.

En caso de ya poseer una, pero deseas otra, mantén limpio tu historial, paga a tiempo, liquida todo a la brevedad y no excedas el límite, haciendo esto es muy seguro que te la den. Recuerda, las tarjetas son instrumentos de poder que bien usados nos abren el mundo y que mal empleados nos sumen en valles de desesperación y tristeza.

Artículo Relacionado   ¿Te conviene sacar una tarjeta de crédito para estudiante?
¿Necesitas una tarjeta de crédito? Haz click aquí para solicitarla


Deja un comentario