Adiós a las filas en bancos con SPEI

Adiós a las filas en bancos con SPEI

Ir a los bancos suele ser un martirio, sobre todo por la espera y las filas para hacer trámites, pero en México tenemos SPEI, un sistema confiable y seguro para hacer transacciones por Internet.

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) es una bendición que está disponible gracias al Banco de México, desde 2004, con el objetivo de evitar las filas, los traslados, las molestias, etc., y lo puedes hacer desde la comodidad de tu casa, oficina o desde cualquier lugar con tu celular.

¿Cómo funciona el SPEI?

Este sistema desarrollado y operado por el Banco de México busca que el público general pueda realizar en cuestión de segundos pagos electrónicos, o bien recibirlos gracias a las transferencias electrónicas, a través de la banca por Internet o de la banca móvil. SPEI permite transferir dinero electrónicamente entre cuentas de depósito de los bancos de manera casi instantánea.

Dicho servicio se solicita directamente con el banco donde tienes tu cuenta. Aunque generalmente tiene un costo puede ser una cuota mensual o por cada pago enviado dependiendo de tu banco.

Una vez hecho el pago, no tienes porque preocuparte, va a llegar a su destinatario, ya que la transferencia está completamente observada y nunca se extravía. Quizás te asusta que no se vea reflejado de inmediato pero tiene que ver más con tu conexión que con el programa.

Seguridad del sistema

El Banco de México y el personal a cargo del SPEI realizan múltiples acciones para asegurarse de que siempre esté disponible; por ello, han diseñado dos mecanismos a través de los cuales puedes rastrear tus pagos o transferencias electrónicas a través del SPEI.

Artículo Relacionado   La autonomía nunca pasará de moda

El Comprobante Electrónico de Pago o CEP puede obtenerse en un formato de impresión (PDF) así como en un archivo de datos (XML). El CEP proporciona no sólo información sobre el pago o transferencia electrónica sino que también proporciona el número de serie del certificado de seguridad, la cadena original y un sello digital que permite validar su autenticidad y, por ende, darle certeza al usuario acerca de su pago.

Recomendaciones

  • Realiza tus pagos o transferencias desde tu casa; evita los sitios que ofrecen Internet público como bibliotecas, escuelas o cafeterías.
  • Al entrar al portal de tu banco, revisa que tu conexión sea segura (verificando que la dirección electrónica comience con “https” o que aparezca un símbolo de candado).
  • Mantén actualizado tu equipo y utiliza antivirus.
  • Evita usar contraseñas fáciles de adivinar como tu nombre o fecha de cumpleaños y no las compartas con nadie.

Por último, no olvides que la CONDUSEF puede apoyarte para recibir cualquier aclaración que tengas con tu banco por este servicio, por lo que te si tienes alguna situación que requiera mayor atención puedes contactarlos.

Ahora cuentas con otro instrumento bancario para vivir mejor y mantener tus pagos a salvo.

Si tienes cuenta bancaria ya eres candidato para un préstamo, solicítalo aquí

Deja un comentario