Propósito de Año Nuevo: Mejorar tus finanzas

Cada fin de año hacemos una lista de propósitos y deseos que pretendemos cumplir para el siguiente, ya sea porque esas metas se quedaron pendientes o porque el año que se está acabando no nos alcanzó.

Por tradición, al sonar las 12 en punto en la noche vieja comemos 12 uvas al son de las campanadas, con la esperanza de que el próximo año cumplamos nuestros propósitos, ya sean nuevos o viejos.

Dudo mucho que alguno de nosotros al comer las tradicionales 12 uvas a la medianoche, hayamos pensado como propósito de Año Nuevo bajarle a los gastos, ahorrar o invertir nuestro dinerito, pues la mayoría nos vamos por los propósitos comunes de ir al gimnasio, dejar de fumar, viajar mucho, etcétera.

El propósito número 13

Sin embargo, a la lista de deseos o propósitos que hicimos para iniciar el nuevo año le debemos de agregar uno más, e incluso me atrevería a decir que es de los más importantes: mejorar nuestras finanzas.

Y no sólo me refiero a bajarle a las compras en tiendas departamentales o ahorrarnos lo del café en las mañanas cuando vamos a trabajar, sino de elaborar un plan financiero más completo.

Mi primera recomendación es empezar el 2019 con un presupuesto personal que incluya tus gastos mensuales y anuales, así como tus ingresos, pues el estar pendiente de cuánto dinero entra, cuánto sale y en qué lo gastas es primordial.

En este punto la tecnología puede ser tu aliada, pues existen actualmente varias aplicaciones para tu teléfono móvil que llevarán tus finanzas personales más organizadas, ya que la tecnología ha vuelto más fácil administrar los ingresos e incluso adquirir nuevos productos financieros.

Artículo Relacionado   ¿Los mexicanos no saben ahorrar?

Por ejemplo, aplicaciones como Finerio o Fintonic se enlazan a tus tarjetas de crédito o débito y te muestran en que productos o servicios estás gastando más. Además, en estas apps puedes ponerle un tope de gastos a diferentes productos, por lo que su sistema de alertas te avisará cuando estás excediendo el límite.

El ahorro

En Presty siempre insistimos mucho sobre este tema e incluso ofrecemos diferentes herramientas para ponerlo en práctica. No obstante, si realmente tienes la motivación y quiere ponerte esto como propósito en 2019, es necesario ser muy disciplinado.

Cada persona es distinta y tiene diferentes niveles de ingresos que le permitirán ahorrar dependiendo de sus capacidades, sin embargo, para iniciar este 2019 con pie derecho en este objetivo es saber para qué, cómo y cada cuándo ahorrar.

Siempre hay que ser realistas y no querer apresurarnos a ahorrar más de lo que podemos. Lo recomendable es ahorrar entre 10 y 20 por ciento de tus ingresos, aunque en algunas ocasiones puede ser más.

Disminuye el uso de las tarjetas

Si tienes más de dos tarjetas de crédito lo más recomendable es que empieces a decidirte por las que de verdad te ofrecen mejores beneficios, ya que en el peor de los casos tendrás que estar pagando una anualidad por un plástico que casi no usas, además de que es mucha tentación tener distintas tarjetas.

En este sentido te invito a que compares las tasas de interés que cobran las tarjetas de crédito que guardas en tu billetera, así como las promociones y los beneficios.

También, si vas a usar el plástico y mandar a meses sin intereses tus compras, que no sean alimentos o despensa, ya que tu deuda seguirá y los productos ya los habrás consumido.

Artículo Relacionado   9 de cada 10 PyMEs todavía declaran de forma manual

¡Les deseo un año lleno de éxitos, salud y buenas decisiones financieras!

Sígueme en @jassvaldelamar

Jassiel Valdelamar

Jassiel Valdelamar

Soy economista egresado por la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, con amplios conocimientos en economía internacional, mercados financieros, política monetaria y finanzas públicas. Mi experiencia como analista y reportero en diferentes medios especializados sobre Economía, me ha llevado a darme cuenta que hace falta mucha educación financiera entre la población y que como economistas tenemos la obligación de poner un granito de arena en esta necesidad.

Felizmente casado y esperando a nuestro primer hijo.

Mis columnas

Deja un comentario