La Bolsa Mexicana de Valores está de manteles largos

Este año la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), está de manteles largos al celebrar dos acontecimientos importantes en su historia. El primero tiene que ver con el 125 aniversario de su fundación y el otro es la inauguración de su museo interactivo.

125 años bien vividos

Los inicios de los mercados de valores en nuestro país se remontan hacia finales del siglo XIX. Específicamente en el año de 1894, en la época del Porfiriato. Es en este año cuando se funda la Bolsa Nacional, que es el antecedente directo de la que hoy conocemos como Bolsa Mexicana de Valores.

Esta primera Bolsa fue promovida por un grupo de corredores entre los que se encontraban Manuel Algara, Camilo Arriaga y Manuel Nicolín. Dando así al inicio de un sistema organizado y reglamentado en la negociación de valores.

Un año después, en 1895, se fundó la Bolsa de México con los mismos fines que la Bolsa Nacional pero con distintos corredores. Y para septiembre de ese mismo año se logró realizar la fusión de ambas bolsas, conservando el nombre de Bolsa de México  S.A.

Durante esos años la Bolsa de México operó de manera normal, pero hubo periodos críticos y de incertidumbre en el país para el público inversionista.

En la actualidad

Fue hasta el año de 1928 que la Bolsa quedó bajo regulación de la comisión Nacional Bancaria, creada cuatro años atrás por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Después en 1946 se creó la Comisión Nacional de Valores que, posteriormente se fusionaría con la anterior comisión para formar la actual Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Que hoy en día es una de las entidades más importantes que rigen el funcionamiento de la Bolsa Mexicana de Valores.

Artículo Relacionado   ¿Qué rol juegan las mujeres en las finanzas?

Es durante el año 1975 cuando se expide la Ley del Mercado de Valores y se le da el nombre actual de Bolsa Mexicana de Valores, incorporando también a las bolsas que operaban en Guadalajara y Monterrey. El día 13 de junio de 2008, la BMV cambió su razón a Bolsa Mexicana de Valores S.A.B de C.V.

Con este breve recorrido histórico podemos darnos cuenta que la Bolsa Mexicana de Valores ha estado presente en los momentos más importantes del país y ha sido clave en el desarrollo del sistema financiero y de la economía nacional. Por eso, es importante que autoridades como la Secretaría de Hacienda desarrolle normativas y mecanismos para que las Pymes puedan acceder al mercado de valores.

La BMV es  la principal bolsa del país ya que contribuye al ahorro interno, al financiamiento, a la inversión productiva y la intermediación bursátil. Atendiendo las necesidades de empresas, emisores y gobiernos, así como de inversionistas nacionales y extranjeros.

Estrena museo

Para cerrar con broche de oro, la Bolsa Mexicana de Valores inauguró este lunes 8 de abril su museo interactivo llamado MUBO. Que busca difundir la historia y promover la cultura financiera en el país.

El museo abarca cerca de 600 metros cuadrados de espacio en donde se exhibirán más de 300 piezas antiguas. Como las cabinas telefónicas que los agentes de bolsa utilizaban para la negociación de los valores, las pizarras de cotización en donde se registraban las operaciones, monedas, bonos y demás valores de distintas épocas.

Una de las buenas noticias es que MUBO será gratuito y formará parte del circuito de museos de la Ciudad de México. Por lo que podrás visitarlo en Paseo de la Reforma 255 de domingo a viernes desde las 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.

Artículo Relacionado   Desventajas de las tarjetas de prepago

Sígueme en @jassvaldelamar

Jassiel Valdelamar

Jassiel Valdelamar

Soy economista egresado por la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, con amplios conocimientos en economía internacional, mercados financieros, política monetaria y finanzas públicas. Mi experiencia como analista y reportero en diferentes medios especializados sobre Economía, me ha llevado a darme cuenta que hace falta mucha educación financiera entre la población y que como economistas tenemos la obligación de poner un granito de arena en esta necesidad.

Felizmente casado y esperando a nuestro primer hijo.

Mis columnas

Deja un comentario